8 de febrero de 2012

Comparto en el blog los comentarios remitidos a Luis Alfonso Gámez a raíz de sus declaraciones en el programa “Asuntos propios” de Radio Nacional de España el día 7 de febrero de 2012


Estimado Luis Alfonso

Comparto contigo la necesidad de un pensamiento crítico por ello me permito aportarte algunas informaciones :

Sobre el estudio que citas de la ‘American Journal of Obstetrics & Gynecology. Ese estudio demuestra (y los autores pasan de puntillas por ese dato) que el parto en casa asistido por profesionales es más seguro que el parto hospitalario (las cifras del doble o triple de mortalidad neonatal sólo se obtienen considerando como parto en casa tanto los asistidos como los no asistidos por profesionales).  Puedes ver entre otros los comentarios a la recensión de dicho artículo en la revista digital  “Evidencias en Pediatría“. También  puedes encontrar más información sobre éste y otros estudios en este enlace.  En concreto  es interesante conocer el trabajo publicado recientemente en Inglaterra cuya conclusión principal es que los resultados apoyan una política de ofrecer a las mujeres sanas con embarazos de bajo riesgo la opción de elegir el lugar de nacimiento.

La vinculación de los partos en casa con una exaltación de “lo natural” es, con frecuencia, más una construcción mediática que una realidad sociológica. El criterio de la mayor parte de padres que optan por el parto en casa no es formar parte de un presunto colectivo de “ecomadres de moda” sino garantizar en cada caso particular las mejores condiciones de seguridad y respeto para el desarrollo del parto. En este sentido los avances científicos sobre la fisiología del parto divulgados, entre otros, por el obstetra Michael Odent, permiten entender por qué en los partos de bajo riesgo asistidos en domicilios particulares, suelen obtener resultados de seguridad equivalentes para los bebés y mejores para las madres a los obtenidos para los mismos tipos de partos en centros hospitalarios que cuentan con grandes recursos médicos.

Sobre la mortalidad de mujeres en el parto sacar conclusiones globales de una sola muerte ocurrida en Australia sobre el total mundial de partos en casa es estadísticamente insostenible. Tampoco podríamos extraer conclusiones de este tipo de las muertes de madres durante el parto en hospitales de España. Así la noticia de la muerte de una madre en un hospital  no es motivo suficiente para generar alarma sobre el “riesgo de parir en hospitales españoles”.

Sobre el parto en casa de famosas y no famosas creo que es necesario una reflexión. Nosotros en su momento realizamos esta: el parto en casa de las no famosas

Sobre los costes sanitarios del parto en un hospital (incluido el sobrecoste por un abuso injustificado de las cesáreas) no hay datos que permitan afirmar que es más barato que la organización de partos domésticos. El coste de un parto hospitalario puede estar entre 1.500 y 3.000 euros, según datos de las facturas “en la sombra” emitidas en algunas comunidades autónomas. En Alicante la atención al parto en casa cuesta 1.600 euros.

El modelo del parto planificado en casa no se corresponde al modelo de los partos que ocurrían en las casas hace cincuenta años. El avance en materia de mortalidad no ha sido por la hospitalización de los partos de bajo riesgo sino por la mejora general de la prevención en el embarazo, la mejora de la sanidad y la hospitalización de los partos donde se dan circunstancias de riesgo (que obviamente nadie defiende que sean en casa).

Espero que esta información, lejos de levantar polémicas estériles, sirva para generar un debate más rico y plural, también más crítico sobre la atención al parto en nuestro país. Creo que los profesionales y las familias nos lo merecemos.

Fidel Romero Salord. Antropólogo
Miembro del equipo Educer