El estreptococo (Streptococcus agalactiae para ser más precisos) es una de las muchas bacterias que forman parte de la flora intestinal de las personas sanas. En ocasiones también está presente en la vagina sin que ello suponga un problema de salud.

Su prevalencia es muy variable según las zonas de estudio. En España entre un 11% y un 13% de las mujeres gestantes son portadoras vaginales o rectales de esta bacteria [1] que es detectada en las pruebas rutinarias del embarazo.

Su presencia suele generar alarma y preocupación entre las madres por el posible riesgo de infección del bebé durante el parto. La administración de antibióticos durante la gestación no es útil puesto que, si bien pueden erradicar la colonización vaginal esta vuelve a producirse al suprimir el tratamiento. En los hospitales Españoles cuando hay una detección de esta bacteria en la gestante, se administra de forma sistemática a la madre antibióticos (habitualmente penicilina) por vía endovenosa desde el inicio del trabajo de parto. Esta praxis reduce considerablemente el riesgo de infección pero no está exenta de consecuencias negativas, tanto en la salud de la madre como del bebé.

Dado que existe un pequeño riesgo de shock anafiláctico por alergia al antibiótico administrado en vena no es recomendable su uso fuera del entorno hospitalario. Por ello la estrategia de cuidado de la salud materno-infantil en el parto en casa se basa en un mayor control de los factores de riesgo (con realización del parto a un entorno hospitalario cuando no se dan las condiciones de seguridad), la eliminación de prácticas que favorecen la transmisión de la bacteria desde la vagina al útero, el establecimiento precoz del contacto piel con piel y la lactancia, el seguimiento del recién nacido así como el uso en determinadas circunstancias de antisépticos locales o antibióticos orales.

Sobre este tema la matrona Inma Marcos ha publicado recientemente un artículo bien documentado en su blog con el título: Qué sucede cuando los cultivos del estreptococo agalactieae dan positivos, ¿se puede parir en casa?” cuya lectura recomendamos.

 

 Más información sobre detección y tratamiento del estreptococo

Prevención de la infección perinatal por estreptococo del grupo B. (Recomendaciones Españolas Revisadas 2012. Servicio Andaluz de Salud)

 

 

 


[1] MANUEL DE LA ROSA Y MARINA DE CUETO, Streptococcus agalactiae. SEIMC (Sociedad Española de Enfermedades Infeccionas y Microbiología Clínica) Granada 2001. Disponible en www.seimc.org/control/revisiones/bacteriologia/agalac.pdf (Consulta realizada el 28/09/2012