En este blog siempre hemos ido hablando de partos en casa, como una opción confiable y segura en países con sistemas sanitarios desarrollados. No se nos escapa que existen países donde el parto en casa no es “una opción” sino la “única opción” y esta además no se desarrolla ni en las condiciones adecuadas ni con el apoyo de profesionales.

Si una madre es seropositiva, algo excesiva y dramáticamente frecuente en África, el virus del SIDA puede transmitirse al bebé. Esto no ocurre durante la gestación, pues el bebé está protegido por la placenta, pero sí en el momento del parto.

Es un problema de salud preocupante, que condiciona el desarrollo de toda una generación y que puede evitarse. Para ello la organización Médicos sin Fronteras desarrolla un programa de atención que están financiando a través de la campaña “Amigos de Malik“, para la cual hemos cedido un pequeño espacio en esta web. Os animamos a conocer esta realidad y comprometeros con ella a través del sencillo gesto del envío de un pequeño donativo a través de SMS