junio 2013

El British Medical Journal publicó a mediados de junio de 2013 una nueva investigación con relación a los posibles efectos adversos graves sobre la salud materna de aquellas mujeres que optan por el parto en casa.

La investigación ha sido dirigida por Ank de Jonge matrona investigadora holandesa que ya en 2009 publicó en BJOG el artículo científico Perinatal mortality and morbidity in a nationwide cohort of 529 688 low-risk planned home and hospital births

Como en otros trabajos de investigación recomendamos la lectura del artículo en su fuente original a la vez que facilitamos la traducción del resumen del trabajo y aportamos nuestra propia reflexión al respecto.

BMJ2013

Fuente:
British Medical Journal

Referencia:
BMJ 2013; 346 doi: http://dx.doi.org/10.1136/bmj.f3263 (Publicado el 13 de junio de 2013)

Citar como:
BMJ 2013;346:f3263

Título Original: Severe adverse maternal outcomes among low risk women with planned home versus hospital births in the Netherlands: nationwide cohort study

Autores
Ank de Jonge, midwife senior researcher. Jeanette A J M Mesman, physician assistant midwife, Judith Manniën, senior researcher, Joost J Zwart, obstetrician. Jeroen van Dillen, obstetrician,
Jos van Roosmalen, professor.

Enlace:  

artículo en formato web: http://www.bmj.com/content/346/bmj.f3263

artículo en formato PDF: http://www.bmj.com/content/346/bmj.f3263.pdf%2Bhtml

Traducción del resumen:  (Traducción no oficial realizada por FRS Educer)

Objetivos

Comprobar la hipótesis de que las mujeres clasificadas como de bajo riesgo en el inicio del trabajo de parto con parto domiciliario planificado tienen una mayor tasa de morbilidad materna aguda severa que las mujeres que con parto hospitalario planificado, así como comparar las tasas de hemorragia posparto y de extracción manual de la placenta.

Diseño

Estudio de cohortes utilizando un conjunto de datos relacionados.

Configuración

Información sobre todos los casos de morbilidad materna aguda severa en los Países Bajos recogida por el estudio nacional sobre los determinantes étnicos de morbilidad materna en los Países Bajos (estudio LEMMoN), desde 1 de agosto de 2004 hasta 1 de agosto  de 2006. Esta información se fusionó con los datos del registro perinatal Holanda de todos nacimientos que ocurren durante el mismo período.

Participantes

146.752 mujeres con embarazos clasificados de bajo riesgo en la atención primaria al inicio del trabajo de parto.

Principales datos valorados

Morbilidad materna severa aguda (ingreso en una unidad de cuidados intensivos, eclampsia,  transfusión de cuatro o más unidades de sangre y otros eventos graves), hemorragia posparto  y  extracción manual de la placenta.

Resultados

Datos generales:  92 333 (62,9%) mujeres tuvieron un parto en casa planificado y 54 419 (37,1%)  un parto planificado en el hospital. La tasa de morbilidad materna severa entre los nacimientos planteados en atención primaria  fue de 2,0 por cada 1.000 nacimientos.

Para las mujeres nulíparas la tasa del parto planificado en casa ante al  parto planificado en el hospital fue de 2,3 frente a 3,1 por cada 1.000 nacimientos (odds ratio ajustada 0,77, IC del 95%: 0,56 a 1,06), la reducción del riesgo relativo del 25,7% (95% intervalo de confianza del -0,1% al 53,5% ), la tasa de hemorragia postparto fue de 43,1 frente a 43,3 (0,92, 0,85 a 1,00 y 0,5%, -6,8% a 7,9%), y la tasa de extracción manual de la placenta fue 29,0 frente a 29,8 (0,91, 0,83 a 1,00 y 2,8% , -6,1% a 11,8%).

Para las mujeres que han tenido hijos la tasa de morbilidad materna aguda severa en partos planificados en casa frente a partos planificados en el hospital fue de 1,0 frente a 2,3 por cada 1.000 nacimientos (0,43, 0,29 a 0,63 y el 58,3%, 33,2% y 87,5%), la tasa de hemorragia posparto fue de 19,6 frente a 37,6 (0,50, 0,46 a 0,55 y el 47,9%, 41,2% a 54,7%), y la tasa de extracción manual de la placenta fue de 8,5 frente a 19,6 (0,41, desde 0,36 hasta 0,47 y el 56,9%, 47,9% a 66,3%).

Conclusiones

Las mujeres clasificadas en la atención primaria con embarazo de bajo riesgo al inicio de parto con parto planificado en el domicilio tuvieron menores tasas de morbilidad materna severa aguda, hemorragia posparto y extracción manual de la placenta que aquellas con parto hospitalario planificado. Para las mujeres que ya habían tenido hijos estas diferencias fueron estadísticamente significativas.

Los riesgos absolutos fueron pequeños en ambos grupos. No hay pruebas de que  en las mujeres de bajo riesgo la planificación del parto en casa conduce a un mayor riesgo de resultados maternos adversos graves en un sistema de atención de maternidad con matronas bien entrenadas y un buen sistema de referencia y transporte.

 

Valoraciones del equipo Educer

Ya existen estudios amplios sobre la seguridad del parto en casa con relación al recién nacido. También hay información sobre las ventajas del parto asistido en casa con relación a la disminución de la tasa de cesáreas, episiotomías y otros temas que, sin suponer una situación de riesgo vital, afectan a la salud materna. Esta investigación viene a cubrir la necesidad de disponer de evidencia científica sobre posibles consecuencias adversas graves sobre la madre. Estos episodios son muy excepcionales, tanto en partos domiciliarios como en partos hospitalarios, por ello es necesario valorar una muestra muy amplia que permita obtener resultados suficientemente fiables. Precisamente la disponibilidad de información sobre el total de partos de bajo riesgo que se dieron en los Países Bajos en el plazo de dos años es una de las principales fortalezas de esta investigación.

Los propios autores reconocen algunas limitaciones en su trabajo, entre ellas el uso de datos antiguos, posibles imprecisiones en los registros así como la  existencia de factores de confusión propios de estudios observacionales y no aleatorios. No obstante; los diversos análisis de sensibilidad realizados apuntan a la validez general de los resultados obtenidos.

 Noticias Relacionadas