Fotografía de Álvaro Villarubia

El Magazine dominical del Mundo trae en portada el artículo “El momento de las ecomadres”. El resumen que presenta Carmen Machado, la autora del artículo es:

“Dan a luz en su domicilio, eligen alimentos biológicos y dejas a sus hijos con madres de día en vez de guarderías. Son las ecomadres, mujeres que viven su maternidad con arreglo a sus convicciones ecológicas. Hay médicos que apoyan esta opción, otros alertan de los riesgos potenciales de opciones como el parto en casa. Algunos expertos denuncian cierto sesgo clasista, pero la ola de madres naturaleza sigue creciendo. La actriz Melani Olivares, a punto de dar a luz, explica porqué ella prefiere parir en casa.”

Puede leerse el artículo íntegro en el siguiente enlace:

http://elmundo.orbyt.es/2012/01/15/orbyt_en_elmundo/1326629616.html

Valoraciones del equipo Educer

 
 
Al igual que pasó con un artículo anterior de este mismo medio y esta misma periodista sobre la lactancia materna (“La era de las madres vaca”), parece que desde el diseño gráfico y los contenidos se opta por una línea editorial no exenta de polémica y por lo tanto de difusión.
 
Uno de los valores del artículo es recoger opiniones diversas sobre los distintos temas que aborda, tratando de mantener, por lo menos en apariencia, una línea de neutralidad.
 
El manejo que se realiza de los datos en el apartado de “Polémicos Estudios”, es muy deficiente y en él se mezclan fuentes y opiniones heterogéneas en algunos casos mal interpretadas o, cuanto menos, poco contrastadas por la evidencia científica disponible.
 
Desde nuestro punto la categoría de “ecomadres” identificando como tal  a todas aquellas mujeres que optan por el parto en casa es una generalización que no se sostiene e introduce un sesgo en todo el artículo. Nuestra experiencia en el acompañamiento a parejas que optan por esta modalidad es que esta decisión   no forma necesariamente parte de un “pack” de funcionamiento “natural” ni está siempre vinculada a unas determinadas opciónes ecológicas, educativas, de consumo o de propuesta utópica y apolítica. De este modo pensamos que pocas de las familias que optan por el parto en casa se pueden sentir plenamente identificadas con las afirmaciones, testimonios e imágenes que aparecen en el artículo