Publicado El País. Edición Madrid. 22/01/2011. Inés Santaeulalia

Matilde Leal solía echar en cara a su marido que le hubiese animado a tener a sus seis hijos pequeños en un hospital. Un lugar aséptico, sin alma. En cambio, recordaba el primer parto como el mejor. La misma matrona que la había visto nacer a ella la ayudó a tener a su primogénito en su casa de Valladolid en 1963. Matilde nunca volvió a tener un parto como el de su hijo Emilio. Eso siempre le pesó.

Aquella discusión entre sus padres se le quedó grabada en la memoria al pequeño Emilio cuando era niño, aunque entonces no se podía imaginar que 40 años después presumiría de haber ayudado a nacer a más de 200 bebés en su casa. Como le había gustado a su madre.

El doctor Santos es uno de los dos únicos ginecólogos que atienden partos a domicilio en Madrid, además de un grupo de matronas. Y eso le ha granjeado fama de excéntrico entre sus colegas. De las 70.000 mujeres que cada año dan a luz en la región, solo unas 150 eligen hacerlo en casa, una práctica legal en España, aunque no lo cubre la Seguridad Social. Emilio cobra 1.800 euros por parto y atiende un máximo de tres al mes. […]

[Leer el resto de la noticia]