Reproducimos una entrada del blog de Rafael Olalde, médico de familia, con una larga experiencia, que aporta su propia reflexión, no exenta de sentido crítico y de humor, sobre la realidad del parto en casa.
 
Su blog, uno de ellos, se titula “Reflexiones”. Extraemos aquí algunos párrafos y facilitamos el enlace para la lectura directa en su fuente original
 
[…]  leo la noticia de que Bimba Bosé ha dado a luz en casa, lo que me parece muy bien. Como bien dice Bimba: “No me considero una mujer enferma para tener que ir a un hospital. Mi embarazo fue maravilloso y lo natural era tenerlo en casa, tan natural como el acto sexual del que proviene»”. Y tiene razón. En los centros hospitalarios se ha pasado al otro extremo y se ha medicalizado en demasía el parto normal. Se ha abandonado el espíritu de acompañar a lo que es natural e intervenir sólo si hay problemas. Se actúa en demasía, episiotomías por rutina y cesáreas a cascoporro.A pesar de lo ideal de esta situación y de lo deseable de que esto suceda,  me parece que no es algo que se vaya a prodigar en demasía  porque hay que tener una pasta gansa para que un tocólogo esté a tu disposición a cualquier hora del día o de la noche,  cualquier día del año y acuda a tu domicilio cuando se desencadene el parto.
[…]En resumen, el parto en casa, hoy por hoy,  está reservado para  mujeres urbanas y  de alto poder adquisitivo, sanas, con un embarazo totalmente sin problemas y que son capaces de entender y asumir los riesgos posibles de esa decisión.
 
No obstante es un movimiento en marcha: En la decima luna, Educer, Asociación nacer en casa, Doctor Santos . Y no olvidemos que es la mujer quien decide, informada, eso sí

One thought on “Parir en casa ¿un lujo de la clase acomodada?

Los comentarios están cerrados