15 marzo 2014

Alicante1

Todavía con resaca de emociones recogemos con agradecimiento el encuentro de ayer. En la presentación del libro en Alicante pudimos compartir relatos: el de nuestros “primeros amores” como equipo de trabajo, relatos de partos descabellados que nos hicieron sonreir (“¡Ay mi Manolo!”) y, sobre todo, historias de personas queridas, familias y profesionales, que nos han permitido, en estos años, no dejar de cuestionarnos,aprender, poner por escrito nuestra reflexión y amar nuestro trabajo.

En los libros han quedado las dedicatorias personales, dejamos aquí, una dedicatoria colectiva que sirva también como memoria y crónica del evento.

Con agradecimiento a nuestros compañeros de equipo en Educer sin cuya amable “presión” hubiéramos seguido postergando el acto ayer celebrado, a quienes nos brindaron ayer su atenta presencia, a quienes no pudieron venir pero sentimos igualmente cerca,a la buena gente del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert que nos lo pusieron todo tan fácil, gracias, de corazón a todos.

… “el horizonte ilusionante es un mundo más unido y menos desconcertante para nuestras hijas e hijos; lugares donde podamos recibir a nuestros bebés y recoger nuestras propias historias con lucidez y ternura; historias de familias y profesionales capaces de vincularse emocionalmente sin confundirse emocionalmente…” (Parto Emocional. Vivir y Acompañar el nacimiento. Capítulo 6)

Entradas relacionadas