Sin salir de casaSi bien es suficiente un profesional para realizar el acompañamiento del parto en casa, es recomendable que, por razones de logística y garantías de calidad, sean dos las personas que realicen el acompañamiento.

Este pequeño equipo tiene que reunir dos aspectos irrenunciables:

  •  La competencia para hacer una valoración de la situación y poder actuar (o no actuar) desde el punto de vista sanitario a lo largo del proceso del parto. Las únicas profesionales tituladas con competencia para ello son las matronas y, también, las ginecólogas siempre y cuando hayan aprendido a trabajar desde la observación a menos que se haga necesario otro tipo de intervención.  En el caso de que el parto no se desarrollara normalmente y se requiriera una intervención médica son las ginecólogas y ginecólogos los profesionales que deberían realizarla en un entorno hospitalario.
  • El otro aspecto a contemplar en el equipo profesional es la sensibilidad y experiencia personal en el acompañamiento delicado, respetuoso y discreto en un momento íntimo para toda la familia.  Esta faceta puede ser aportada por aquellas matronas u otras profesionales del acompañamiento, tales como las doulas, con experiencia y formación en este campo.

 Entradas relacionadas