Algunas de las ventajas del parto en casa sobre la práctica habitual de los partos hospitalarios son:

  • Os proporciona un espacio confortable, conocido y protegido en el que podéis acompañar a vuestro bebé con intimidad, calidez y seguridad.
  • Las profesionales que os acompañarán son personas expertas, previamente conocidas y con las que ya habréis establecido una relación de confianza.
  • Se asegura el desarrollo de un parto respetado no sujeto a protocolos hospitalarios rutinarios o interferencias prescindibles.
  • Se favorece el desarrollo de un parto fisiológico en el que se ponen en marcha los recursos naturales del propio cuerpo, con lo que es mas probable sentir el parto como una experiencia satisfactoria y además se inician los procesos fisiológicos que facilitarán la crianza.
  • El hecho de que el parto pueda desarrollarse de forma fisiológica lleva consigo la disminución de las probabilidades de requerir una cesárea o el uso de instrumental obstétrico.

Entradas relacionadas