4 dicicembre de 2014

ABCLa noticia no es nueva, ni tampoco el estudio científico que ha llevado a esta conclusión (ver el artículo Inglaterra: que las mujeres elijan en este mismo blog en diciembre de 2011). La evidencia disponble ha pasado ahora a través de las últimas recomendaciones del Instituto Nacional por la Excelencia en la Salud y los Cuidadados (NICE en sus siglas en inglés)

Susan Bewley, profesora de obstetricia del King’s College de Londres, que ayudó a elaborar la guía de recomendaciones, lo resume así: «Algunas mujeres prefieren tener al niño en casa o en una unidad de parteras porque son generalmente más seguras. Es su derecho y debemos apoyarlas. Pero si una mujer prefiere tener el bebé en el hospital porque le hace sentirse más tranquila y confiada, es también su derecho. Tener un bebé es una experiencia muy personal y no hay un modelo único adecuado para todas las mujeres».

PartoMatronasMundoCon relación al parto en casa la guía sí que pone de manifiesto las reservas en el caso de las mujeres primerizas pues, en el estudio realizado en 2011, los resultados obtenidos fueron peores que en el resto de opciones disponibles.

A partir de la evidencia disponible y la experiencia de otros países europeos cuesta sostener que la estrategia de atención al parto normal impulsada por el Ministerio de Salud se centre exclusivamente en diversos aspectos de la humanización del nacimiento sin dar cabida a otras opciones de atención a partos de bajo riesgo que no sean hospitalarias como podría ser, además del parto en casa, las casas de partos gestionadas por matronas o las maternidades próximas a centros hospitalarios pero gestionadas por matronas.

Entradas relacionadas